Entre la religión y la política ✝️✅

Desde que tengo recuerdos en mi vida siempre han estado presentes dos asuntos importantes y ahora mismo, más controversiales que en otros tiempos. La religión cristiana por una parte, con gran significado y marcas (la mayoría positivas) en mi vida; y la política que se ha vivido en nuestra isla desde siempre, populares y penepes. De pequeña asistía a una Iglesia muy conservadora, luego como a mis 10 años nos cambiamos a otra en la cual crecí y desarrollé hasta que me mudé al área Metro. También recuerdo estar en el comité del PNP y en las caravanas de ambos partidos. Mis padres estuvieron siempre activos en la política, uno popular y la otra penepé. Así que yo, “solo iba a chillar gomas” en las caravanas y actividades de ambos partidos mientras no votaba.

En la adolescencia, comienzo a ver cómo se mezclan ambos temas, sin entender por qué. Aprendí la importancia de votar por personas “con nuestros mismos valores cristianos”. Sin embargo, notaba que la mayoría de esos candidatos y candidatas con “valores cristianos” eran de un partido en particular. Esto sucedía en un momento en el que estaba cegada y no pensaba mucho en cómo era la vida fuera de las 4 paredes del templo.

Ya de adulta, abrí los ojos. Me di cuenta que el ser cristiana es mucho más que ir a la Iglesia toda la semana; no hacer ciertas “cosas” porque “son malas” y mantenerme alejada “del mundo”. Tuve una experiencia en un viaje misionero y ahí todo cambió. Mientras más me expuse al mundo, menos ganas me quedaron de mantenerme encerrada, enajenada de la verdadera razón de servir a Jesús. Entonces algunos discursos que escuchaba, aceptaba y hasta repetía en el pasado, dejaron de ser relevantes y ciertos. Entre ellos el hecho de tener que votar por ciertos candidatos que “defendían la Iglesia”.

Siempre hemos sabido que el decir que se es cristiano o cristiana en nada nos asegura que lo sean de verdad. Muchos religiosos se hacen de la vista larga cuando se trata de apoyar a cierto partido. Parece que cada 4 años les importa más lo que representa la Pava o la Palma que el significado de la Cruz de Jesús. Los actos de corrupción, es decir, robar -pecar-, por parte de políticos identificados como “cristianos” son minimizados por un gran número de religiosos que con esa misma boca acusan y juzgan a otros por otras razones.

A solo 1 mes y pico de las elecciones y con tanto que ha pasado estos 4 años, parece nuestra historia puede cambiar y al fin podemos salir de la crisis en la que nos han metido esos partidos. Hay nuevas opciones y entre ellas excelentes candidatos y candidatas capacitadas, con amplia experiencia en administración y/o leyes que están dispuestas a dar lo mejor para que el país progrese. Pero los religiosos continúan con un discurso de miedo a sus feligreses. “Que si la atea”, “que no van a defender la iglesia”, “que seremos como Sodoma y Gomorra”, etc… Entonces creyentes cegados les creen sin ver que detrás de algunos de esos discurso se esconden las verdaderas intenciones de esa gente, que sigan ganando quienes ellos apoyan por su fanatismo personal. Duele ver que sigan utilizando el nombre del cristianismo para impulsar sus propias agendas; aunque se que siempre ha sido así, no hay porque seguir aguantando y callando, “para que no se ofendan”.

Basta de querer ser intocables y basta de manipular a la gente con la excusa del cristianismo y la Iglesia. Si quieren ser como Jesús, a Él le gustaría ver más discípulos y misioneros en el mundo (como lo dice la Biblia) que politiqueros religiosos cómodos en las 4 paredes de los templos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s